sábado, julio 23, 2011

La culpa es de Fidel.

-Si se acerca ¿nos tirará una napalm? 
-Napalm solo se usa en la guerra. 
-¡Ellos torturan con napalm durante los "golpes de estadio"!
-Pero no a los niños. 
-¿Empezará él una guerra nuclear? 
-¡Estas confundiendo todo! Los barbudos comienzan una guerra nuclear. Como dijo Filomena, ¡ellos son rojos y barbudos! ¡Lo malentiendes! 
-¡Santa Claus es rojo y barbudo! 

Aprendía usar el cueva y encontré una joyita del cine. Cuando encuentro algo que me gusta, se prende algún motor interno, y empiezo a tener emociones grandes. Por ejemplo esta peli, y también me pasó con las de Ghibli y otras. Desde un comienzo sé que están buenas, y a medida que avanza, me engancho más y me desespero más. Como si quisiera abrir bien los ojos para no perderme detalle, a pesar de estar feliz por el descubrimiento, me lleno de ansias por llegar a final para ver el desenlace; y a la vez estoy deseando que ésta magia termine. Tensión. 
Hermosa. Tierna y cruda. El final "no puede ser más lindo", no puede ser mejor. 

1 comentario:

Carolito dijo...

Ok, me llevo la recomendación entonces!. Comprendo esa emoción que describís, la sentí con I'm a cyborg, Uff! con Mary & Max...de las pelis que me salen ahora.
Saludetes! =D